Saltar al contenido

Conflicto de Aplicacion de la Ley

16 mayo, 2011

Se dice que para la aplicacion de la ley existen diversos conflictos, la situación que se produce a causa de las legislaciones aplicables sucesivamente en un mismo lugar o en lugares distintos, o también en un mismo lugar con referencia a grupos distintos de individuos, ósea, que los conflictos de leyes nacen o surgen de las diferencias entre las legislaciones.

Conflictos de Leyes en el tiempo: es el conflicto entre dos leyes sucesivas de un mismo país.

Cuando una ley modifica o deroga otra anterior, no hay conflicto alguno: la única ley vigente es la última. Sólo puede existir un conflicto de leyes de tiempo cuando la constitución estableciera normas de derecho transitorio, en este caso la ley anterior no podría ser derogada sino en la medida que lo permitiera el texto constitucional, que le estaría prestando vigor, no obstante haber sido sustituida por una ley nueva. Son contadas las constituciones que contienen normas de derecho transitorio.

Conflicto de Ley en el Espacio: es el conflicto entre las leyes que se hayan simultáneamente en vigor en dos lugares distintos.

Conflictos de Leyes personales: es el conflicto entre las leyes de los diversos grupos en que las colonias y países de protectorado continúan sometidos al régimen de personalidad del derecho, ej, Los musulmanes y los Israelitas.

Cuando surge un conflicto entre diferentes legislaciones, es necesario determinar que norma jurídica tiene vigencia cuando normas jurídicas de más de un Estado pretenden regir una relación concreta para resolver el conflicto.

Las normas internacionales pueden estar en conflicto con la norma interna, en eso reside el conflicto entre la norma internacional y la norma interna. Ambas regulan una misma cuestión jurídica, pero las soluciones por ellas previstas son distintas.

La solución del conflicto esta en la posibilidad de revocación de una norma por otra, se podría decir que es valido que el tratado podrá revocar la ley interna, pues el tratado internacional válidamente celebrado es parte, por sí solo, del ordenamiento jurídico interno del Estado. Adoptándose la teoría dualista, no es posible decir que el tratado revoca la ley o que la ley revoca el tratado, una vez que de acuerdo con esa teoría cada una de esas normas está en órdenes distintos e incomunicables.

A par de esa cuestión terminológica, que tiene como fondo exactamente de la discusión doctrinaria de las mencionadas teorías, el primado de la norma internacional o de las leyes internas no se circunscribe a la discusión entre las teorías dualista y monistas, cuyo punto interesante es únicamente en cuanto a la necesidad de incorporación de la norma internacional por acto formal (tesis dualista) o por la ausencia de necesidad de cualquier acto, una vez que la norma internacional vale por sí solo, mientras norma jurídica, ante el derecho interno (tesis monistas), según vemos en el tópico anterior.

Para resolver el problema de conflicto entre derecho internacional y derecho interno no es necesito evaluar cual de las teorías apuntadas es la correcta. Este punto, así, es fundamental: tanto por la teoría dualista como por la teoría monista es posible solucionar el conflicto de normas por la superioridad del derecho internacional o por la superioridad del derecho interno.

La solución para el conflicto reside en el análisis de las normas del derecho internacional y del derecho interno. En verdad, tanto el derecho interno como el derecho internacional establecen formas de resolución de los conflictos entre la norma internacional y la norma interna, de modo que la superioridad de una u otra puede tener resultados distintos de acuerdo con el derecho interno y con el derecho internacional.

Mismo Kelsen, que defendía la teoría monista y afirmaba que el orden jurídico nacional era “delegado” del orden jurídico internacional, reconocía que “la cuestión de en el caso de conflicto entre el derecho nacional y lo internacional prevalece un u otro puede ser resuelta solamente con base en el derecho nacional correspondiente”.

Un Estado soberano puede establecer la superioridad del tratado internacional en faz de sus normas internas y hasta mismo disponer en la Constitución que los tratados internacionales tienen fuerza de normas constitucionales o mismo superiores a la Constitución, como es el caso de la Constitución de Holanda.

La Constitución puede establecer que tratados internacionales tienen superioridad apenas sobre las leyes internas. Es lo que hace, por ejemplo, la Constitución de España, pues su art. 96 (1), parte final, afirma que las disposiciones de los tratados internacionales “sólo podrán ser derogadas, modificadas el suspendidas en La forma prevista en los propios tratados lo de acuerdo con las normas generales Del Derecho internacional”.

Norma Juridica

Conflictos de Aplicacion

About these ads

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: